Medición del impacto del COVID-19 en la Cultura Regional

Medición del impacto del COVID-19 en la Cultura Regional

Un trabajo colaborativo entre el bloque de países de MERCOSUR Cultural junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID); la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB); la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educción la Ciencia y la Cultura (OEI).

A partir de una propuesta de Argentina y como bloque de países alineados en Mercosur Cultural, surge la necesidad de realizar una medición de los efectos del impacto de la pandemia en las industrias culturales de la región, fundamental para comenzar a diseñar políticas y estrategias acordes a las necesidades de cada país de la región.

El sector de la cultura es hoy uno de los más afectados por la emergencia sanitaria declarada por la pandemia del COVID-19. Las medidas de aislamiento social y las restricciones de movilidad, para evitar contagios y detener la pandemia, que adoptaron la mayoría de los países disminuyeron la posibilidad de acceso a las más diversas formas y expresiones artísticas. El sector cultural se ve entonces seriamente afectado por este cierre temporal de sitios de patrimonio y de espacios culturales, la interrupción de la producción y la cancelación o el aplazamiento de actividades y eventos. Esta situación afecta considerablemente a los artistas, trabajadores independientes y a una industria cultural, compuesta en su gran mayoría, por micro, pequeñas y medianas empresas (PyMEs).

A pesar de que los gobiernos instrumentan acciones para mitigar este impacto, no existen hasta el momento estimaciones precisas de la magnitud de este fenómeno, ni tampoco escenarios o proyecciones que permitan diseñar políticas públicas a corto, mediano y largo plazo que apoyen la creación, producción, distribución y acceso a bienes y servicios culturales.

Frente a esta coyuntura especial, el BID, la SEGIB, la UNESCO y la OEI unen esfuerzos y capacidades con el MERCOSUR Cultural y, sumarán gradualmente, a los países iberoamericanos para medir el impacto que produce la pandemia en el sector y para crear conciencia sobre el rol de la cultura y la creatividad como elementos centrales de la agenda del desarrollo sostenible.

Desde el SinCA (Sistema de Información Cultural de la Argentina) entonces se propone la realización de una medición de alcance regional que tiene como objetivo responder de forma inmediata a la coyuntura considerando los diferentes contextos nacionales y los tipos de políticas implementadas por los Estados.

El objetivo es generar información de calidad sobre el impacto del COVID-19 en el campo cultural a nivel regional al mismo tiempo que promover el trabajo colaborativo entre diferentes países e intercambiar herramientas y recursos de acuerdo a las necesidades y posibilidades de cada uno. Realizar un aporte estadístico cuantitativo y cualitativo que sirva para entender los efectos del COVID-19 en el campo cultural de los diferentes países de la región y dar visibilidad a experiencias existentes para mitigar efectos de la emergencia sanitaria en el sector cultural de cada país.

Como señaló el Ministro de Cultura de Argentina, Tristán Bauer, en la reunión internacional de UNESCO, en presencia de más de 130 Ministros de Cultura de todo el mundo: “La cultura una vez más se presenta como aquello que nos une y nos hermana, porque nos incluye a todos y tiene un poder reparador que nos permite comprender que el cuidado del otro y del planeta es el cuidado más profundo de uno mismo”.

Fuente: Ministerio de Cultura de la Nación

genteba