El Gobierno dispuso nuevas medidas sobre licencias laborales y fronteras por el coronavirus

El Gobierno dispuso nuevas medidas sobre licencias laborales y fronteras por el coronavirus

Así lo hizo saber ayer la secretaria de Gestión y Empleo, dependiente del Ministerio de Trabajo, Ana Castellani, junto al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, durante una conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, anunció que los trabajadores del sector público y privado que están considerados en mayor riesgo frente a la pandemia de coronavirus quedarán “liberados de tener que asistir a su lugar de trabajo”, aunque “deben fijar las condiciones con su empleador para poder hacerlo”.

El Gobierno implementó ayer nuevas medidas para hacerle frente al avance del coronavirus en el país con la puesta en marcha de la prohibición de ingreso al territorio argentino de ciudadanos extranjeros durante 15 días y el anuncio sobre licencias de trabajo para la administración pública.

Las nuevas disposiciones anunciadas por el Gobierno se suman a las dictadas en relación a la suspensión de las clases en las escuelas y al anuncio presidencial sobre el cierre de fronteras, que finalmente comenzó a regir a partir de ayer luego de que se publicara el decreto en el Boletín Oficial.

Sobre el cierre de fronteras, anunciado este domingo junto a la suspensión de las clases por el Presidente junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, en conferencia de prensa desde la Residencia de Olivos, entró ayer en vigencia “la prohibición de ingreso al territorio nacional, por un plazo de 15 días corridos, de personas extranjeras no residentes en el país, a través de puertos, aeropuertos, pasos internacionales, centros de fronteras y cualquier otro punto de acceso”.

El Gobierno aclaró que “el plazo previsto en el párrafo precedente podrá ser ampliado o abreviado por el Ministerio del Interior, previa intervención de la autoridad sanitaria nacional, conforme a la evolución de la situación epidemiológica”.

Además, se dispuso que la Dirección Nacional de Migraciones “podrá establecer excepciones con el fin de atender circunstancias de necesidad”.

En su artículo 2 se establece que se exceptúa de la prohibición de ingreso “a las personas que estén afectadas al traslado de mercaderías por operaciones de comercio internacional de transporte de cargas de mercaderías, por medios aéreos, terrestres, marítimos, fluviales y lacustres; los transportistas y tripulantes de buques y aeronaves; las personas afectadas a la operación de vuelos y traslados sanitarios”.

Igualmente, esta excepción se aplicará “siempre que las personas exceptuadas estuvieren asintomáticas y den cumplimiento, tanto dentro como fuera del país, a las recomendaciones e instrucciones que disponga la autoridad sanitaria nacional”.

En tanto, a través de una resolución del Ministerio de Trabajo, se dispuso el otorgamiento de licencias de trabajo en la administración nacional para quienes tengan más de 60 años, al igual que para trabajadoras embarazadas y para quienes tengan en su historia clínica “afecciones crónicas” como “enfermedades pulmonares, EPOC, enfisemas y enfermedades cardíacas”.

En conferencia de prensa, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, reiteró que los trabajadores del sector público que están considerados en mayor riesgo frente a la pandemia quedarán “liberados de tener que asistir a su lugar de trabajo”, aunque “deben fijar las condiciones con su empleador para poder hacerlo desde sus hogares”.

“Estamos tratando de disminuir la cantidad de asistencia a los lugares de trabajo y el uso de los medios de transporte público. Estamos recomendando a los empleadores privados que adopten las medidas necesarias para disminuir la presencia de trabajadores”, señaló sobre lo que hasta el momento es sólo una “recomendación” y no una imposición para el sector privado.

También, en complemento con la suspensión de clases durante 14 días, se aclaró que los padres que deban cuidar a sus hijos en sus hogares tienen “ausencia justificada” a sus trabajos y que solamente deben comunicar esas razones ante sus empleadores.

Además se instó hoy a las provincias y a los municipios a que impulsen la modalidad de trabajo a domicilio para sus empleados, como parte de las medidas dispuestas para evitar la propagación del coronavirus, con la excepción de aquellos “servicios que las autoridades consideren esenciales”.

Según precisaron fuentes oficiales, la estimación es que tanto para la Casa Rosada como para el resto de los ministerios nacionales el objetivo es que “sólo haya trabajadores presenciales en un 10%”, para lograr la mayor desconcentración posible.

En conferencia de prensa, Moroni reiteró que los trabajadores del sector público que están considerados en mayor riesgo frente a la pandemia quedarán “liberados de tener que asistir a su lugar de trabajo”, aunque “deben fijar las condiciones con su empleador para poder hacerlo desde sus hogares”.

Cómo se aplicarán las licencias de trabajo en el sector público y privado

Las precisiones fueron informadas a través de la decisión administrativa 390 de la Jefatura de Gabinete, que encabeza Santiago Cafiero, y la resolución 207 del Ministerio de Trabajo, que conduce Claudio Moroni, ambas publicadas hoy en el Boletín Oficial.

genteba